miércoles, 30 de abril de 2014

A propósito de un caso: Tito Vilanova.



Francesc Vilanova i Bayó, conocido como Tito Vilanova era un paisano mío nacido en la bella localidad ampurdanesa de Bellcaire d'Empordà en Girona un 17 de septiembre de 1968 y falleció en Barcelona el pasado 25 de abril de 2014 a consecuencia de un cáncer de parótida. Tenía entonces 45 años. Joven, deportista, sano. Como futbolista se formó en la cantera del FC Barcelona y su carrera se prolongó desde 1988 hasta 2002, llegando a jugar tres temporadas en Primera División con el Celta de Vigo entre 1992 a 1995. Como técnico, fue el segundo entrenador del FC Barcelona de 2008 a 2012 con Pep Guardiola y sucedió a Pep como primer entrenador desde julio de 2012 hasta su renuncia en Julio de 2013, poco después de conseguir el título de Liga, debido al cáncer que padecía desde mediados de 2011.

Mucha gente estos días me pregunta por su enfermedad, por su rápida evolución o incluso si mereció la pena irse al extranjero a recibir los tratamientos. Sirva de entrada que desconozco el historial clínico de Tito por motivos obvios de confidencialidad y no quiero entrar en conjeturas absurdas y sin sentido en este preciso momento, pues sinceramente no es mi papel.

El cáncer de glándulas salivares es un tumor infrecuente, pues tiene una incidencia de 135 casos/1.000.000 habitantes/año y un 70% de los casos son tumores de la glándula parótida. Es un tipo de tumor que representa entre un 1-3% de los tumores de cabeza y cuello. Sólo un 25% de los tumores que asientan en la parótida son malignos. Existen hasta 24 subtipos diferentes de tumores malignos salivares.


Típicamente se presenta como una masa o bulto a nivel preauricular (por delante del pabellón auricular). Otros síntomas que pueden acompañar a estos tumores son el dolor local, el aumento de la salivación, la aparición de ganglios aumentados de tamaño en el cuello (adenopatías), parálisis facial y fijación o ulceración de la piel.

El tratamiento estándar del cáncer de parótida es la cirugía seguido de radioterapia local en un alto porcentaje de los casos. La quimioterapia puede administrarse de forma conjunta a la radioterapia como radiosensibilizante y potenciador del efecto de la misma. La quimioterapia se utiliza de forma paliativa en los casos de aparición de metástasis.

A pesar de la realización de un tratamiento correcto esta enfermedad presenta un alto porcentaje de recaídas locales, locorregionales y metastásicas dependiendo del estadio o fase de la enfermedad. Se desconocen las causas que pueden producirlo, por lo que carecemos de mecanismos para prevenir esta enfermedad. En algunos cánceres de glándula salival, los llamados carcinomas ductales, se han observado similitudes de comportamiento con un subtipo de cáncer de mama que expresa el protooncogen HER2, por lo que se están estudiando nuevas dianas terapéuticas utilizadas ya en cáncer de mama y otros tumores como es el caso del Transtuzumab.

Sobre el hecho de que Tito Vilanova decidiera marcharse al extranjero para realizarse el tratamiento, posiblemente se deba más al hecho de evitar un circo mediático hacia su enfermedad, que a falta de confianza en los profesionales de nuestro país. España cuenta con profesionales de alto nivel y cualificación, así como con participación en ensayos clínicos internacionales. Entiendo que si se puede preservar la intimidad en estos duros momentos y se tienen las posibilidades de tratarse en un centro de prestigio internacional se haga y eso no nos debe acomplejar a los médicos que trabajamos aquí. Al menos yo lo veo así.

Tito Vilanova mostró en todo momento una valentía y entereza ante su enfermedad dignas de admiración. Ante la noticia de su fallecimiento no caben colores, banderas ni escudos, pues todos nos sentimos huérfanos de una figura que siempre permanecerá en nuestra memoria como un ejemplo para el deporte. Entre sus detalles de humanidad me han contado la bonita historia de que él había preparado un regalo para su mujer Montse cuya onomástica fue el pasado dia 27 de abril. Le había pedido a un amigo cercano que le entregara el presente pues seguramente él estaría todavía ingresado en el hospital. Ese precioso y delicado detalle póstumo le honra sin duda también como persona. Desde aquí quiero ofrecer mi más sincero homenaje a Tito y mandar un abrazo fuerte a sus amigos y familiares.





 

lunes, 28 de abril de 2014

El duelo y sus etapas


La palabra duelo, procede del vocablo en latín "dolus" o dolor. En nuestra vida diaria entendemos por  duelo al dolor emocional que supone cualquier pérdida importante: la muerte de un ser querido, el diagnóstico de una enfermedad potencialmente mortal como el cáncer, una ruptura sentimental, etc.

El proceso del duelo hemos de conocer que es diferente para cada persona y el abanico de formas de afrontarlo y expresarlo también. Sin embargo el duelo tiene en común una serie de etapas por las que se atraviesa y que hemos de entender que son lógicas y normales.

Estas etapas según el modelo de la Dra Elisabeth Kübler-Ross son:

1. Negación, desconcierto e incredulidad
Es normal que ante el primer impacto la primera reacción sea: “Esto no me está pasando a mi”. Se vive como si se estuviera en una posición de espectador de una película. Es la negación de la realidad, un alejamiento del hecho para paliar los efectos del inmenso dolor que produce un acontecimiento de este tipo. Hemos de entenderlo como un mecanismo de defensa de nuestra propia mente.

2. Tristeza profunda y agresividad. 
Se producen reacciones de ira, de llanto desconsolado, de descontento incluso ante los amigos o familiares que le rodean. Se siente una profunda angustia por ser el protagonista de una desgracia.
 
3. Negociación.
Ante la dificultad para aceptar la realidad, surge la necesidad de llegar a un pacto con uno mismo para poder superar la situación.

4. Desesperación y depresión

Es un proceso adaptativo que hace que el que lo sufra presente apatía, tristeza, fragilidad y vulnerabilidad. El doliente se va haciendo a la idea de que la pérdida es irreversible. Es lo que conocemos como resignación.

5. Aceptación y paz

En esta etapa va reapareciendo la necesidad de centrarse en que la vida continúa y la persona empieza a abrirse a las relaciones sociales. No obstante, hemos de tener en cuenta que nunca se vuelve al estado anterior a la pérdida.

Todas las pérdidas precisan de este proceso. No se puede hablar de un tiempo "normal" para superarlo, pero lo habitual es que oscile entre los 6 meses y los 3 años, pues depende de muchos factores.


Los factores que influyen en el proceso de elaboración de un duelo dependen:

  • De la importancia de esa relación en la vida de la persona en el caso del fallecimiento de un ser querido.
  • Del apoyo socio-familiar. Las personas que cuentan con una buena red familiar y social que le quieren y le entienden, se sienten más apoyados y comprendidos. Por lo tanto tendrán más mecanismos para amortiguar el dolor. El duelo necesita de un reconocimiento social. En la medida que el entorno del doliente respete su proceso de duelo, menos dificultades habrá para aceptarlo y eleborarlo de forma adecuada y no patológica. Las personas que se sienten presionadas, no reconocidas, apoyadas o respetadas es más fácil que desarrollen un duelo patológico.
  • De la personalidad. Todos somos diferentes y la forma de afrontar los acontecimientos adversos no tiene por qué ser igual. El duelo es un proceso íntimo y social a la vez. Hay personas que sienten las cosas, tanto las alegrías como las tristezas de forma muy intensa son muy dados a expresarse, mientras que otras tienen mayor contención, les cuesta expresar los sentimientos y prefieren vivirlo desde dentro. En los extremos de este espectro de personalidades tenemos personas que entran en una espiral catastrofista y otras que muestran una admirable capacidad de resiliencia o de sobreponerse de forma positiva ante el dolor y la adversidad.
  • De la confianza y autoestima. Un nivel alto de autoestima o confianza ayuda y mucho a no tener pensamientos autodestructivos ni de acontecimientos catastróficos.
  • De la forma de afrontar los problemas. Muchas personas son capaces de evaluar la situación y buscar apoyo emocional bien a través del tejido social o bien con ayuda profesional.

¿Cómo podemos ayudar a nivel de relación en un proceso de duelo?

  • Ofreciendo seguridad. Es importante que el doliente se pueda mostrar como es sin miedo a perder el respeto y el afecto de la otra persona. Ser esa persona que acoja el hecho de que el otro, en un momento dado, se pueda desmoronar sin miedo.
  • Validación. Es importante para que el que pasa por un proceso de duelo el sentirse valorado y que su función o sentido de vida siga siendo importante, sin juzgarle nunca. Al valorar su forma de pensar y de sentir le damos legitimidad a su dolor.
  • Aceptación. Se necesita una figura estable que sostenga, acepte y apoye la respuesta a la pérdida.
  • Reciprocidad.  Es la necesidad de estar con alguien que haya pasado por una experiencia similar que pueda comprender la situación.
  • Autodefinición. Consiste en ayudar a elaborar su propio y particular proceso de duelo, escuchando, fomentando la reflexión con actitud de curiosidad, respeto y cariño en todo momento.
  • Hacer impacto. Implica ver que su dolor también nos impacta de alguna manera. El hecho de compartir el impacto con alguien significativo alivia de alguna manera su dolor.
  • Tomar la iniciativa. Es frecuente ofrecer ayuda al doliente con frases cargadas de buenas intenciones como "llámame cuando lo necesites". Hemos sin embargo de tomar nosotros la iniciativa, pues la persona que pasa por el duelo puede tener muchas dificultades tomarla por las circunstancias difíciles que atraviesa y que le restan energías.
  • Expresar amor y afecto. En momentos de pérdida, la necesidad de afecto, cariño o estima es fundamental para una buena salud emocional, pues es en esos momentos cuando estas expresiones cobran mayor relevancia. 

Tal y como he expresado, más allá del dolor de la pérdida, la respuesta de las personas de nuestro entorno van a influir en el desarrollo de nuestro proceso de duelo. Por eso es importante si queremos de verdad ayudar a una persona en duelo tener presente el no presionar, reconocerla, darle valor, evitar darle consejos, ofrecer seguridad, tomar la iniciativa y posibilitar la expresión de cariño.
https://www.youtube.com/watch?v=aRQDMhntThs





viernes, 25 de abril de 2014

Cineterapia oncológica: Venus. Reino Unido. 2006. Roger Michell



Venus, es una película que relata la vida de tres jubilados de avanzada edad: Maurice (Peter O'Toole), Ian (Leslie Phillips) y Donald (Richard Griffiths) que se reúnen todos los días en su bar preferido para tomar una copa, hablar de sus recuerdos, compadecerse de la situación mundial e intentar dar algo de sentido a su vida antes de morir. La edad ha pasado factura en sus ya débiles cuerpos y Maurice padece un cáncer de próstata, sin embargo siguen estando muy ágiles mentalmente.

Ian, un hombre con incontables manías, está demasiado ansioso por la llegada de la hija adolescente de su sobrina, que viene a prestarle los cuidados propios de su edad. Cuando ésta llega, se da cuenta de que la atrevida Jessie (Jodie Whittaker) es justo lo contrario de lo que esperaba de ella, además es una amante de la comida basura.

Maurice e Ian son viejos amigos y actores semijubilados de segunda fila. A pesar de haber llegado a los “años dorados”, siguen trabajando. Por ejemplo, Maurice encarna a un paciente hospitalizado en una telenovela. Pero su cómoda rutina y sus charlas matutinas en un café se ven interrumpidas por la llegada de Jessie, la bisnieta de Ian. Jessie no tarda en sacar de quicio a su tío abuelo. Le había comprado un CD con las Pasiones de Bach, pero ella prefiere la MTV. Ian no tarda en hartarse del comportamiento de su sobrina nieta. La enérgica joven cae bien a Maurice, que decide enseñarle Londres. Él un actor de cierta fama, y los dos empiezan a pasar tiempo juntos. Él la lleva al teatro, ella le lleva a discotecas. Maurice descubre que la edad no ha disminuido su deseo por la belleza femenina.Y mientras intenta ayudar a Jessie, le sorprende descubrir lo poco que sabe de sí mismo cuando su vida está a punto de acabar. 

La vejez introduce a la juventud en sus conocimientos y la juventud responde con alegría. Pero todo se complica y desequilibra cuando el deseo entra en la ecuación y es rechazado por uno de los componentes. El director Roger Michell consigue el equilibrio perfecto entre dos deseos opuestos. Peter O’Toole, uno de los grandes del cine, ofrece una interpretación magníficamente comedida de Maurice, pues resulta divertida, encantadora, insólita, irónica y dolorosa. Jodie Whittaker es perfecta para el papel de Jessie y no se amedrenta ante la presencia de un gran icono de la gran pantalla. La incomparable Vanessa Redgrave, en el papel de la ex mujer de Maurice, añade otra dimensión a la historia. El guión es ágil y sofisticado. Un análisis de dos personas en diferentes puntos de su vida que aún pueden aprender la una de la otra. En definitiva, el filme trata de ofrecernos una reflexión sobre cómo afrontar la madurez con dignidad e irreverencia.



miércoles, 23 de abril de 2014

El oso de peluche con voz




El Hospital Amaral Carvalho situado en la localidad de Jaú, a 300 kilómetros de São Paulo (Brasil), ha desarrollado un ingenioso juguete con forma de oso de peluche parlante para hacer más fácil la estancia a los niños con cáncer que permanecen allí ingresados y que viven separados de su familia y su entorno cotidiano.

Tras oírles decir a los niños que echaban de menos a sus padres, hermanos, abuelos y amigos, los médicos e integrantes del centro decidieron ponerse manos a la obra en busca de una solución que les acercase a esas personas y que les alegrase sus días allí. Así fue como nació Elo, un clásico oso de peluche que a través de la tecnología actual les lleva los mensajes de audio que padres, amigos y familiares graban vía Whatsapp. Una hermosa iniciativa que emociona al verla.

El Hospital Amaral Carvalho, gracias a las nuevas tecnologías ha conseguido acercar los mensajes de familiares y amigos a los niños con cáncer. Aislado de sus círculos afectivos, los niños en el hospital consiguen paliar su soledad al recibir mensajes de voz a través de WhatsApp en cualquier momento. Sólo apretando la mano del peluche Elo, estos niños reciben esos preciados regalos en forma de mensajes.

Les recomiendo que no dejen de ver el final del vídeo cuando Theó, un pequeño de cuatro años, recibe el oso al que bautiza con el nombre de Bery y le dice que necesitará un pijama para que así también pueda estar pemanecer ingresado con él. El video está lógicamente en portugués, pero su imagen vale más que mil palabras.



lunes, 21 de abril de 2014

¿Es lícito poner puertas al campo?




Es posible que lo sea, pero a cualquiera de nosotros nos parecería absurdo que se pusiera una puerta para acceder al campo o a la playa. Pues bien, el Servicio de Salud de Castilla y León, SACYL, ha tenido a bien (aunque a mi corto modo de entender ha tenido a mal) dejarnos sin internet en la consulta o bien reducirlo a la mínima expresión según la categoría del personal sanitario en cuestión.  En un siglo en el que nuestros terminales móviles, los coches o incluso las neveras tienen acceso a internet, se considera que internet no es necesario para desempeñar nuestro trabajo. Los enlaces a esta noticia los podéis leer aquí y aquí.

A continuación les voy a exponer el comunicado que el SACYL que ha hecho extensivo al personal:
"En la actualidad el acceso a internet que posee la Gerencia Regional de Salud es a todas luces insuficiente, ya que en la mayoría de los casos, el ancho de banda está saturado y en sí, el canal contratado es escaso. El contrato con el proveedor, llevaba aparejado no sólo el acceso a internet, sino también la gestión del servicio de extremo a extremo.

Dentro del marco de la racionalización del gasto y la maximización de los recursos hemos internalizado la gestión del servicio, lo que permite aumentar el ancho de banda para poder dar un mejor servicio. Aún así, pensamos que el acceso indiscriminado que existe actualmente perjudica la necesaria disponibilidad del servicio para las necesidades reales y por tanto siguiendo con este razonamiento, se establece un escalado de perfiles, que hará que cada uno en su puesto de trabajo tenga un acceso a internet suficiente y satisfactorio"
Mi perfil de navegación es de nivel 3, es decir, un acceso básico que sólo me deja acceder aquellas páginas que ellos consideran que están "intrínsecamente relacionadas con el trabajo que desempeño". El acceso a mi correo personal donde recibo artículos o comunicados del Comité de Tumores (porque mi correo corporativo es insuficiente y se me bloquea con cualquier documento adjunto), a enlaces médicos en redes sociales y otras herramientas que empoderan a los pacientes como los blogs o la posibilidad de visualizar videos médicos están vetados. Por no hablar de un gran número de revistas científicas a las que podía acceder gratuitamente desde la biblioteca virtual del Hospital que se ha cancelado su suscripción y ahora son de pago.

Mónica Lalanda (@mlalanda) en su blog "medicoacuadros" escribe una interesante carta abierta a los gerentes del SACYL como invitación a la reflexión sobre lo que este paso atrás significa para los que creemos en el potencial de internet como herramienta de trabajo actual y futuro sobre la salud de nuestros pacientes. Cada vez hay más pacientes que demandan información en la red fiable y de calidad, cada vez más "prescribimos" enlaces, webs o videos, no sólo fármacos. Como muy bien dice Mónica el acto médico está trascendiendo más allá de la tradicional consulta y estos nuevos formatos de comunicación lo enriquecen.


Pero, ¿cuáles son los argumentos que nos apoyan a tener internet en la consulta?
  • Necesidad de INFORMACIÓN. Prácticamente todo resulta accesible a través de La Red. Un centro sanitario es también un centro de información que, para realizar adecuadamente su función, requiere acceso a cualquier fuente de datos disponible.
  • Necesidad de FORMACIÓN. La formación continuada es parte del trabajo de un médico. La enseñanza online con tecnología multimedia es una de las vías de formación más extendidas en las ciencias biomédicas. Internet es en la actualidad la mayor biblioteca de temas médicos y relacionados con la salud.
  • Necesidad de COMUNICACIÓN. A todos los niveles: con los pacientes, los colegas, los gestores y la comunidad.
  • Necesidad de PARTICIPACIÓN. La medicina actual implica la participación y la ayuda del paciente en la toma de decisiones clínicas que afectan a su salud, y también de los colectivos de enfermos.
A través del hashtag #internetenconsulta he recogido algunos ejemplos sobre esta necesidad que expresan mis compañeros en la red:
  • Acceso a calculadoras de IMC (índice de masa corporal), nomogramas (para agrupar grupos de riesgo), FRAX (índice de osteoporosis), RCV (índice de riesgo cardiovascular), etc
  • Interacciones y efectos secundarios de medicamentos nuevos o de poco uso habitual.
  • Lactancia y medicamentos
  • Información sobre asociaciones de pacientes
  • Videos de autoadministración de medicamentos, por ejemplo el glucagón en diabetes.
  • Escuelas de pacientes:consejos e información útil.
  • Prescripción de páginas médicas
  • Consulta de protocolos y guías clínicas nacionales e internacionales.
  • Envío de controles de glicemia de un paciente a una consulta antes de que ésta se produzca
  • Consejos sanitarios de diversas patologías
  • Acceso afuentes bibliográficas y registros multicéntricos
  • Comunicación por e-mail con pacientes

La imprenta de Guttenberg supuso un avance espectacular en la democratización del conocimiento, pues éste estaba sólo en manos de unos pocos en aquellos tiempos. Los libros por aquel entonces se veían como una amenaza y llegaron a quemarse muchos de ellos, por desgracia,  en las hogueras. Ahora esto nos parece sorprendente ¿no? Recientemente me llamó la atención un cuadro expuesto en el interior del Monasterio de las Huelgas en Burgos en el que estaba pintado un demonio cargado de libros. Caí en la cuenta al ver esa imagen que el libro impreso podía ser considerado como un sacrilegio en aquella época. La información es poder y el poder sólo podía estar en manos de unos pocos privilegiados. Es posible que se perciba a internet como nuestro demonio particular en este siglo. Sin embargo, la revolución de internet ha hecho algo parecido al libro impreso en la contribución al conocimiento. Pienso con toda sinceridad que ver a internet como una amenaza a la que hay que ponerle coto, es simplemente un anacronismo en el mundo que vivimos.

Les dejo con este ilustrativo video de Chema Cepeda (@ChemaCepeda) que nos muestra un kit de inmersión 2.0 para profesionales de la salud y espero que de una vez por todas dejemos de tener miedo a estas nuevas herramientas del siglo XXI.




viernes, 18 de abril de 2014

Cineterapia Oncológica: ¡Vivir! (Ikiru) Japón, 1952, Akira Kurosawa



¡Vivir!, es una película que data de 1952 y fue dirigida por el japonés Akira Kurosawa.  Se trata de una historia que narra los esfuerzos de un hombre por tratar de dar sentido a los pocos meses que le quedan de vida, tras habérsele diagnosticado un cáncer mortal de estómago. Recordemos que el cáncer de estómago es uno de los tumores con mayor incidencia en el mundo oriental, no así en el occidental. La película se inicia con una radiografía con contraste del estómago del protagonista. El diagnóstico curiosamente no se lo da el médico que le atiende, sino un paciente que está en la sala de espera que le relata minuciosamente todos los síntomas del cáncer gástrico: vómitos (el cáncer estaba situado en la boca del estómago o cardias), dolor epigástrico y heces oscuras. Le revelará que el médico no le dirá la verdad (le dirá el eufemismo de úlcera leve y no le dará tratamiento) y se genera en toda la narrativa una importante "conspiración del silencio" que deja solo al personaje principal.

Kenji Watanabe, el protagonista de ¡Vivir! interpretado por Takashi Shimura fue uno de los actores fetiches de Kurosawa y realiza en esta película una de sus mejores interpretaciones, es un hombre que, pese a la desesperación inicial que sufre ante la noticia de su inminente muerte, decide aprovechar los días que le quedan realizando una obra social que le permita sentir que su vida ha servido de algo. Watanabe había pasado sus días hasta el momento como funcionario al frente del departamento de atención al ciudadano, un departamento que, como el resto de secciones de la Administración, se desentiende completamente de las necesidades sociales y en el que los funcionarios se limitan a ejercer un trabajo burocrático rutinario y exento de cualquier implicación con la responsabilidad hacia la sociedad que deberían desempeñar. Este mensaje de crítica contra un sistema que poco o nada hace en ayuda de los ciudadanos más desfavorecidos es uno de los temas de fondo en esta película.

En ¡Vivir! la denuncia contra la pasividad de los organismos gubernamentales ante la situación de crisis social y económica que atravesaba el Japón de la posguerra es evidente entre otros ejemplos en las afirmaciones de los mismos funcionarios que asisten al funeral de Watanabe, uno de los cuales reconoce abiertamente: "en la Administración no hay que hacer nada, ya que si haces algo te tachan de radical". Ejemplo de ello es la magnífica ambientación de la oficina, en la que se acumulan por todas partes montañas de solicitudes que dan muestra de la gran cantidad de quejas recibidas y del descuido y poca atención prestadas a ellas por los funcionarios. El mensaje dado por Kurosawa es sin embargo un mensaje esperanzador, representado en la lucha personal y posterior triunfo de Watanabe por conseguir realizar el proyecto de construcción de un parque para niños, lucha que viene a demostrar la posibilidad de mejorar la situación social existente. No obstante, y pese a este mensaje optimista, Kurosawa es realista, y aunque los funcionarios que asisten al entierro reflexionan sobre la necesidad y posibilidad de cambiar el orden de las cosas, la película se cierra con el retorno a la misma situación que abría el film, con el nuevo jefe de departamento desentendiéndose igualmente de los ciudadanos, y con la resignación cobarde de sus empleados ante esta vuelta a la vida rutinaria anterior (extraordinario plano el que muestra al único funcionario disconforme con la situación sentarse en su silla y esconderse tras las montañas de papeles que inundan su mesa).

¡Vivir! se estructura en dos partes. La primera es la historia de Watanabe desde el planteamiento de su dedicación profesional y la noticia de su enfermedad oncológica terminal hasta su decisión de emprender la lucha por la construcción del parque. En esta primera mitad se desarrolla un conflicto emocional del personaje, el cual atraviesa una profunda situación de crisis personal como resultado del conocimiento de su muerte inminente. Watanabe tratará inutilmente de recuperar el tiempo perdido en su vida anterior, dándose cuenta de que ya no puede reparar la relación de incomunicación con su hijo y su nuera. Comprueba que el disfrute desenfrenado de las juergas nocturnas no le reporta ningún tipo de satisfacción vital. El protagonista encuentra sus únicos momentos de felicidad en sus encuentros con una joven ex-empleada en su departamento, cuya vitalidad le transmite cierta alegría de vivir y que actúa como catalizador en la decisión de Watanabe por realizar una misión social que le haga por fin darle un sentido a su existencia.

La segunda parte del film comienza tras la muerte del protagonista cinco meses después. En esta segunda mitad, y teniendo como fondo narrativo el funeral de Watanabe, se procede a la reconstrucción de la consecución del objetivo del protagonista, a través del testimonio de los diversos asistentes a su entierro. Se trata de una crítica reiterativa y quizá demasiado larga. Aunque algunos de los hechos explicados puedan resultar redundantes, la duración de esta larga secuencia del velatorio encuentra su explicación en la intención por parte de Kurosawa de escenificar el lento desarrollo de un ritual de estas características. Los diversos asistentes van conformando con sus comentarios y ayudados por la ebriedad que les va provocando el sake, un exhasutivo retrato del difunto, en el que saldrán a la luz tanto sus defectos como sus cualidades y en el que el fallecido se convertirá en el centro de un debate sobre su vida que realmente muy pocos o ninguno conoce realmente.

La estructura del filme, tanto de la primera como de la segunda mitad, está caracterizada por continuos "flashbacks" de breve duración que actuan como soporte explicativo a los hechos. ¡Vivir! se desarrolla igualmente como un conjunto de situaciones significativas que propician una reconstrucción de los hechos por parte del espectador, fragmentos entre los que destacan los recuerdos del entierro de la esposa de Watanabe, con ese maravilloso encadenado al plano subjetivo del padre y del hijo viendo cómo se aleja la carreta que porta el féretro de la madre, o la alternancia de primeros planos del protagonista gritando el nombre de su hijo con escenas que recuerdan hechos destacados de la infancia del mismo. El tiempo es manipulado a gusto del realizador no sólo con los saltos atrás en el relato, sino también con la utilización frecuente de elipsis que resumen fragmentos de la historia. Excelentes ejemplos de este montaje elíptico son las secuencias del paso de un departamento a otro de la solicitud de construcción del parque por parte de unas mujeres o las diferentes situaciones vividas por el protagonista en sus noches de juerga junto a un joven escritor bohemio.

¡Vivir! es una de las películas de Kurosawa en las que el lirismo visual está más conseguido. La impecable realización en el montaje y la composición de los planos, muestra esa soberbia puesta en escena y dirección características del realizador, llegando a su cumbre en momentos tan perfectos como la escena del columpio, en la que Watanabe se balancea cantando "La vida es corta", esperando ya su muerte bajo la nieve. La presencia de la naturaleza y los fenómenos atmosféricos como elementos que acompañan a la narración y aportan especial significado a ella es otra de las constantes en el cine de Kurosawa. Watanabe se mece en el columpio bajo una nieve que viene a reforzar el aire de leyenda que envuelve la historia de este héroe, conectando con la afirmación de que no hay nada más solemne que los últimos momentos de un hombre. Shimura enriquece con su interpretación esta idea de dignidad y triunfo vital en su personaje, interpretación soberbia influida por el teatro japonés, en el que se enfatiza la expresividad del actor sobre un mínimo movimiento de su figura.

¡Vivir! fue definida como una película "neorrealista de los sentimientos" configurándose como un canto positivo hacia la vida y la necesidad de utilizar nuestro escaso tiempo vital de la manera más intensa posible. Lejos de un pesimismo existencialista que trate la muerte como el horrible final del camino, el mensaje final del film de Kurosawa es mucho más esperanzador, y consigue en su propuesta dejar la sensación de haber asistido a una extraordinaria lección de vida, lección coherente con la visión humanista presente en todo el cine del japonés, en el que se concluye que el ser humano ha de tratar al fin de dedicar todos sus esfuerzos en aprovechar al máximo el tiempo que le es dado, tiempo valiosísimo y demasiado corto como para ser malgastado inútilmente.

Les dejo con dos enlaces. El primero es un reportaje sobre el 60 aniversario de la película con interesantes comentarios al margen. El segundo es la película completa. Todo un clásico de cine japonés con vigencia actual en muchos de sus pasajes.




miércoles, 16 de abril de 2014

GIAFyS



En una charla que di el 19 de Febrero en Miranda de Ebro y de la que ya hablé en un "post" anterior,  tuve la oportunidad de conocer a través de Koro Quevedo a GIAFyS (@GIAFyS) que es el Grupo de Investigación en Actividad Física y Salud. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro constituida por profesionales vinculados al mundo de la salud y el deporte que están convencidos del papel primordial de la actividad física y del ejercicio como eje de un estilo de vida saludable y de su utilidad como una herramienta preventiva y terapéutica clave, segura y eficaz en el manejo de enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes méllitus, las enfermedades cardiovasculares, la hipercolesterolemia, la obesidad y también como no el cáncer.

El objetivo de GIAFyS es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través de la actividad física y el deporte, en su triple vertiente bio-psico-social, en especial de las personas con enfermedades crónicas y/o discapacidades físicas.

Se centran en una población muy concreta y específica: los pacientes y supervivientes de cáncer. Desde 2005 trabajan para mejorar la calidad de vida mediante tres ejes principales: la actividad física, la atención psicológica y el consejo nutricional.

No olvidemos los orígenes de esta asociación es fruto de la actividad investigadora. Siguiendo esta línea impulsan proyectos de investigación en el ámbito de la actividad física relacionada con la salud.

En relación con el cáncer, los resultados de las últimas investigaciones abordan varios aspectos. En la prevención de la citada enfermedad, los estudios demuestran que la actividad física se asocia con un bajo riesgo  de desarrollar ciertos tipos de cáncer (colon, mama, endometrio, próstata, pulmón y ovario).

La actividad física y el ejercicio también juegan un papel importante en la rehabilitación y recuperación de personas con cáncer. Existe un creciente interés en la posible influencia de la actividad física en la mejora de la calidad de vida de los supervivientes de cáncer tanto durante como después del tratamiento.

Se ha demostrado la eficacia del ejercicio como una pieza clave en la prevención, aceptación, curación y recuperación de las personas con cáncer. Estos datos vienen avalados por  recientes estudios en actividad física y pacientes oncológicos.

Este proyecto se encuadra en el programa de mejora de la calidad de vida en pacientes supervivientes de cáncer. Se ha demostrado que la calidad de vida de los pacientes de cáncer disminuye notablemente desde el momento del diagnóstico. El propio impacto psicológico derivado de la notificación al paciente de padecer la enfermedad, asociado a los innumerables efectos secundarios de la cirugía, quimioterapia y/o radioterapia, hacen que el estado de bienestar bio-psico-social se vea significativamente resentido. Aunque todos estos síntomas tienden a tener su máxima expresión durante la fase del tratamiento, pueden persistir meses e incluso años tras finalizar el mismo y conseguir la curación, por lo que la reducción de la calidad de vida no se circunscribe sólo al momento del diagnóstico y tratamiento del cáncer sino que persiste en el tiempo durante meses o incluso años.

A pesar de la curación, los niveles de calidad de vida no llegan a igualarse a los previos al diagnóstico. En este sentido, el ejercicio físico también se ha revelado muy eficaz. Además estas personas poseen un riesgo incrementado de padecer una recidiva, un segundo tumor y enfermedades de elevada prevalencia en nuestra sociedad (obesidad, enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, diabetes méllitus, etc).

Se aborda este programa con el propósito de mejorar la calidad de vida de los pacientes y supervivientes de cáncer a través de una intervención interdisciplinar y tomando como eje de trabajo la actividad física supervisada médicamente. Se ha demostrado que el ejercicio influye positivamente en los diversos aspectos de la vida de los enfermos de cáncer: mejora la forma física y fuerza de las extremidades afectadas por la enfermedad, favorece la relación con personas con su mismo problema, favorece la reinserción social y laboral.

Estos son sus objetivos:

Objetivo General: Mejorar la calidad de vida de los supervivientes de cáncer desde una intervención interdisciplinar y teniendo como herramienta de trabajo la actividad física.

Objetivos específicos:
  • Mejorar la capacidad funcional (cardiorrespiratoria) de los pacientes con cáncer.
  • Mejorar la movilidad de las extremidades afectadas por el cáncer.
  • Mejorar la calidad de vida en los siguientes aspectos:
    • Mayor facilidad para la realización de las actividades cotidianas de la vida diaria
    • Menor retraimiento social mediante la relación entre iguales
    • Mejorar la autoestima y la percepción de la imagen corporal (ante las mutilaciones derivadas de la enfermedad)
    • Manejar las alteraciones emocionales derivadas de la enfermedad
Tras la realización de un reconocimiento médico deportivo, el paciente o superviviente de cáncer inicia un programa de ejercicio individualizado, controlado y supervisado por técnicos deportivos. La supervisión es contínua lo que nos permite adaptarnos de forma inmediata a todas las fases de la enfermedad y a cualquier circunstancia sobrevenida.

Básicamente el programa de ejercicio consiste en la realización de un ejercicio físico completo combinando ejercicio aeróbico o cardiorrespiratorio (tapiz rodante, bici estática, elíptica, remo) con entrenamiento de fuerza resistencia de los grandes grupos musculares (máquinas de musculación principalmente).

Como muy bien dice Koro, es posible que algún día los médicos no sólo seamos capaces de prescribir medicamentos, sino también ejercicio físico como una parte más de la terapéutica del cáncer, como una "píldora" más a tomar.

GIAFyS además promueve otras interesantes iniciativas como la del Certamen Literario de Relatos de Cáncer y Calidad de Vida que se recoge en su primera edición en el libro "VIVIR" cuya portada es la foto de arriba de este "post". Desde aquí quiero aprovechar para enviar un saludo a la finalista de la primera edición del Certamen, Carme Barba a la que tenido la gran suerte de conocer a través de este blog y las nuevas tecnologías.

Les dejo con este video que les dará a conocer a esta excelente contribución por la mejora de la calidad de vida de los pacientes oncológicos de GIAFyS.





lunes, 14 de abril de 2014

¿Qué es la Terapia de la Dignidad?



La bondad, la humanidad y el respeto son valores básicos en la atención médica y deben ser salvaguardados hoy en día más aún si cabe. Estamos asistiendo a la paradoja de grandes avances médicos y tecnológicos que no van a la par del crecimiento de estos valores. 

La "Terapia de la Dignidad" es el término acuñado por el Dr. Harvey Max Chochinov un profesor de Psiquiatria en la Universidad de Manitoba en Canadá y director desde hace 15 años de la Unidad de Investigación en Cuidados Paliativos en esa ciudad en colaboración con investigadores de Australia, Inglaterra y Estados Unidos. La Terapia de la Dignidad proporciona ideas y herramientas prácticas que ayudan a apoyar la cultura de la compasión y el respeto en la atención a la salud.

Estos investigadores han llegado a estas conclusiones:

- Los profesionales sanitarios pueden tener una influencia clave en la dignidad de los pacientes, pudiendo mejorar su experiencia y aumentar el grado de confort y satisfacción de ésta.  

- La buena comunicación es un ingrediente esencial para proporcionar la mejor calidad en atención sanitaria y en la seguridad del paciente.

Otros investigadores han encontrado que una mejor interacción entre los que proporcionan cuidados y los que los reciben da lugar a mejores resultados en salud de los pacientes y mejora también el grado de satisfacción de los profesionales. Estos resultados muestran la importancia de hacer que la dignidad sea una meta consciente en la atención sanitaria especialmente en la cabecera del lecho del paciente.

Pero, podemos preguntarnos: ¿qué es la dignidad?

Si miramos a la Real Academia de la Lengua Española, observamos que el vocablo procede de la palabra en latín "dignitas" y la definición dice que es cualidad de digno, es decir, merecedor de algo. Podríamos incluso traducir la dignidad por lo valioso, h
aciendo referencia al valor inherente del ser humano en cuanto que es un ser racional, dotado de libertad y poder creador. Se reconoce con la dignidad la posibilidad de las personas para modelar y mejorar sus vidas mediante la toma de decisiones y el ejercicio de su libertad. En otras palabras, la dignidad se explica en buena medida por la autonomía propia del ser humano.

Cuando las personas utilizan los servicios sanitarios, su sentido de la dignidad se ve perjudicado por muchos factores. Uno de los más importantes es cómo se ven a sí mismos ya que se ven afectados por la forma en que ellos creen ser vistos por los demás. Teniendo en cuenta que la ansiedad está fuertemente conectada a la enfermedad, es fácil entender por qué las personas que trabajan en el cuidado de la salud pueden tener un fuerte impacto sobre la dignidad de las personas con las que interactúan todos los días. Ya sea de una forma consciente o no, a menudo son el "espejo" por el que los pacientes y sus familias juzgan su propio estatus dentro del sistema.

El personal sanitario debería tener un deseo natural en ser útil y ofrecer apoyo. Su desafío diario es comprender todos los factores que pueden afectar al sentido de la dignidad de una persona y cómo pueden hacer frente a esos factores. La Terapia de la Dignidad proporciona soluciones basadas en una investigación sólida  y así guiar en esta tarea.

La Unidad de Investigación de Cuidados Paliativos en Cáncer de Manitoba (MPCRU) se creó hace siete años para llevar a cabo investigaciones sobre las dimensiones psicosociales, existenciales y espirituales de los cuidados paliativos al final de la vida. Su objetivo principal es mejorar la calidad de vida y aliviar el sufrimiento de los moribundos y sus familias a través de la investigación. Después de estudiar la importancia de la dignidad en la vida de los pacientes terminales, el equipo comenzó a buscar la forma en que sus hallazgos convincentes podrían extenderse a otros aspectos de la atención sanitaria.

El Dr. Chochinov ha construido un equipo de investigación interdisciplinar con experiencia en psiquiatría, psicología, análisis cualitativo y cuantitativo, bioestadística , enfermería y medicina de cuidados paliativos. La colaboración con los investigadores de todo el mundo, ha conseguido recopilar una gran cantidad de trabajos sobre la dignidad en el enfoque de la atención sanitaria . Este equipo de reconocimiento internacional ha abordado con éxito los temas difíciles que atraviesan los pacientes ante la angustia del final de su vida: la depresión, la dicotomía entre el deseo de la muerte y la voluntad de vivir, la desesperanza y su conexión incluso con ideas del suicidio, la influencia de la personalidad y el  afrontamiento al final de la vida y por último la cuestión de cómo ayudar a los pacientes a morir con dignidad.

El mantenimiento de la dignidad de los pacientes que se acercan a la muerte es un principio fundamental en Cuidados Paliativos. La traducción de este principio en los métodos de guia en la atención al final de la vida, puede ser, sin embargo, una tarea complicada y difícil. La Terapia de la Dignidad aborda muchos de los desafíos psicológicos , existenciales y espirituales que los pacientes y sus familias experimentan, lidiando con la realidad de la vida que llega a su fin. Ha sido probada con pacientes con enfermedades avanzadas en Canadá, Estados Unidos, Australia , China , Escocia , Inglaterra y Dinamarca. La Terapia de la Dignidad ha demostrado que no sólo beneficiará a los pacientes, sino también a sus familias.

En el primer libro se diseña un plan para esta intervención única y significativa, en la que Chochinov aborda una de las dimensiones más importantes del ser humano. Estar vivo significa ser vulnerable y mortal, argumenta que la Terapia de Dignidad ofrece una forma de preservar el sentido y la esperanza para los pacientes que se acercan muerte.

Terapia de la Dignidad : Palabras finales para los días finales es una hermosa introducción a este trabajo pionero e innovador. Con la historia y los fundamentos de la dignidad en la atención sanitaria y la orientación paso a paso para los lectores interesados ​​en la aplicación del programa, se ilumina la Terapia de la Dignidad como la que puede cambiar la experiencia del final de vida de las personas y para aquellos que lamentan su fallecimiento.

Como resumen final simple, pero eficaz y que nos sirve de herramienta útil para comprender lo que la Terapia de la Dignidad nos ofrece les dejo con el "ABCD" de la misma:
  • A de ACTITUD: Tener una disposición abierta, sin prejuzgar y de ánimo
  • B del inglés BEHAVIOUR (comportamiento): Tratar a los pacientes como individuos únicos y diferentes, no sólo como pacientes.
  • C de COMPASIÓN: Ser sensible al sufrimiento, ponerse en el lugar del otro. No lo confundamos con sentir pena del otro que es un mal uso que hacemos con frecuencia de esta palabra.
  • D de DIÁLOGO: Ser capaces de tener una buena conversación con el que sufre con escucha activa y palabras que consuelen.

Les dejo con un video que explica la importancia de unos buenos Cuidados Paliativos en las que aparece el Dr Chochinov. Está en inglés y es bastante largo, pero me parece bueno exponerlo aquí para todo aquel que quiera profundizar sobre este apasionante tema bioético tanto en el área del cáncer como en el de la discapacidad.





viernes, 11 de abril de 2014

Cineterapia oncológica: Innocence (Nunca me olvides), Australia y Bélgica, 2000, Paul Cox





"Innocence" es una película australiana dirigida por Paul Cox  en el que se narra una historia de amor medio siglo después de haber vivido juntos su primer amor y donde la pareja vuelve a reencontrarse. Tras tantísimo tiempo transcurrido y a pesar de todas las vueltas que sus vidas ha dado el afecto entre ambos no ha desaparecido. Él lleva treinta años viudo, ella está casada. Sin embargo, su matrimonio está falto de pasión, una pasión que ahora renace con este encuentro con quien fue el primer amor de su vida. Así, inician o retoman, tras toda una vida separados, una intensa relación que los llevará a difrutar, ahora en su ultima etapa de la madurez, de una nueva época de renacimiento y de emoción. Él padece un cáncer terminal no especificado. El cáncer se cuela como un hecho puntual argumental en la película. El protagonista decide libremente no recibir tratamento activo alguno y disfrutar de sus últimos días. 

Con el paso del tiempo la inocencia del primer amor se puede perder, pero para algunos es imposible de olvidar. Andreas Borg, (interpretado por Charles "Bud" Tingwell) es un organista y profesor de música jubilado descubre que su primer verdadero amor, Claire (Julia Blake), vive en la misma ciudad que él. Cincuenta años después de compartir una apasionada historia de amor en la Bélgica de la posguerra, Andreas decide escribirle una carta. Vacilante, Claire acepta su petición de volverse a encontrar y pronto se hará evidente que el amor que existió entre ambos no se ha marchitado. Parece que nada haya cambiado cuando inevitablemente lo ha hecho. Sabiendo que el tiempo es precioso, ambos se embarcan en una aventura descabellada, intensa y tempestuosa como la que tuvieron en su juventud. "Innocence" tiernamente nos muestra cómo cada etapa de la vida tiene su propio tipo de amor. Para Andreas y Claire, su pasión reavivada les permite vivir más plenamente el presente. Y nos recuerda : "El amor se hace más real cuanto más cerca está la hora de la muerte."

Claire vive con su marido John (Terry Norris) en Adelaide, Australia. Ellos llevan casados 45 años, pero la intimidad ha salido de su relación y el tedio está instalado. Es por eso que ella se emociona al recibir una carta de Andreas, su primer amor de hace más de 50 años. Tuvieron una relación apasionada en Bélgica, donde él era un estudiante de música y ella era la hija de un diplomático australiano.

Cuando se reencuentran, el amor que compartieron hace tanto tiempo sigue ahí, intacto por el tiempo, el matrimonio, la familia y nietos. "Usted tiene una cepa sentimental dulce", Le dice Claire a Andreas, cuya esposa murió hace 30 años. En una escena muy emotiva, se ve a él obligado a estar de pie junto a la tumba de su esposa, pues el cuerpo de su difunta esposa va a ser exhumado del cementerio ya que está previsto ser reemplazado por un complejo inmobiliario.

La conexión íntima entre Claire y Andreas sigue siendo fuerte y encuentran consuelo uno en los brazos del otro. Mientras, el marido de Claire se sorprende cuando ella le habla de su relación con Andreas. Después de años de dar por sentada su relación de por vida con su esposa y centrar toda su atención en sus propias necesidades, John se mueve entre las conflictivas emociones de ira, celos y remordimiento.

Claire y Andreas cosechan sus recuerdos del pasado, comparen historias y hablan de la vida, el amor y la muerte. Cuando él se encuentra hospitalizado en una batalla contra el cáncer avanzado, ella está allí para consolarlo. Monique, la hija de Andrea (Marta Dusseldorp) acepta a la amante de su padre con felicidad.

Cuenta Paul Cox que la idea surgió al ver a sus padres caminando de la mano. Habían llevado una vida dura, como muchas parejas que se sostienen durante años y ahora se marchaban juntos en paz. La película fue elogiada por la crítica y fue una de las películas más exitosas de Paul Cox. El séptimo arte nos demuestra que el amor en la "tercera edad" puede ser francamente adorable, al igual que lo hiciera en otras películas como "En el estanque dorado" o "Solas". Es una verdadera reflexión sobre el envejecimiento consciente con grandes reservas de sensibilidad, sabiduría y creatividad. "El amor se convierte en un sendero del despertar, ese despertar del sueño de viejos patrones inconscientes, con la frescura e inmediatez de vivir más plenamente en el presente, de acuerdo con lo que realmente somos. La gran cosa acerca de envejecer es que no se pierde el resto de las edades que has estado", recuerda la escritora Madeleine L'Engle sabiamente. Saborear la acumulación de experiencias, aventuras y recuerdos es uno de los placeres de las últimas etapas de la vida. Tenemos el placer de recordar lo que una vez fue y sigue siendo una parte de nosotros: nuestro yo más joven en toda su variedad.

Cox nos recuerda con esta hermosa película que "El cine es un regalo que te llevas a casa. Sé que Innocence es incapaz de ofender o de herir a nadie. Sólo puede enriquecer la vida. Esta película es un santuario. Esperemos que devuelva un poco de humanidad al cine". Una espléndida película para disfrutar.




miércoles, 9 de abril de 2014

El hombre que susurraba a las jirafas



Mario era un hombre de 54 años afectado de un tumor cerebral. Trabajaba como cuidador de jirafas, a las que seguro les susurraba sus secretos más íntimos en el Zoo Diergaarde Blijdorp de Rotterdam en Holanda. En sus últimos días pidió un deseo algo insólito: despedirse de las jirafas a las que había dedicado sus últimos 25 años de su vida a limpiar y cuidar.

Gracias a la organización holandesa AWF (Ambulance Wish Foundation) Mario pudo trasladar su cama de hospital al zoo. El encuentro entre Mario y sus jirafas no pudo ser más emotivo y sorprendente. Los testigos que allí estaban con él no salían de su asombro. Una de las jirafas se acercó a Mario y le dió un beso de despedida como se observa en la foto de arriba. El fundador de la organización AWF, Kess Veldboer, dijo: "Las jirafas le reconocieron y se dieron cuenta que las cosas no iban bien con Mario. Fue un momento muy especial. Me alegro de que hayamos sido capaces de cumplir el último deseo de este hombre antes de fallecer".

Tierno gesto el del animal al hombre que conmueve a quien lo ve. Complacer las últimas voluntades de una persona en su fase final es una de las mejores cosas que sin duda podemos hacer por ella en esta vida. Les dejo con este enlace del video cuyas imágenes hablan por sí solas.  También les dejo con un video sobre la iniciativa "Ambulance Wish Foundation" que añade vida a los que la vida se apaga.

lunes, 7 de abril de 2014

Un tratamiento contra el cáncer, curativo y coste-efectivo: La Radioterapia



Este tratamiento oncológico de solera, está presentando una callada revolución científica junto a la investigación de nuevos medicamentos y la posibilidad de aplicar una radiación más precisa que ayuda a asegurar su futuro.

La radioterapia es uno de los pilares del tratamiento del cáncer. Un 40% de los pacientes curados la reciben y los recientes avances han hecho que pueda ser administrada con una notable precisión.

No cabe ninguna duda de que la radioterapia salva vidas. Sin embargo, la percepción pública de este tratamiento es que está pasado de moda, pues la mayoría de nosotros simplemente no imaginamos lo vanguardista que es en la actualidad, lo lejos que ha llegado y progresado. Los últimos cinco años de investigación han producido lo que el investigador y profesor británico Tim Maughan, líder en investigación sobre el cáncer en Reino Unido describe como "revolución silenciosa" en este campo. Los tratamientos son cada vez más perfilados, finos y precisos, haciendo a la radioterapia más efectiva que nunca en su historia. 

Entonces, ¿cómo funciona en la actualidad? La radioterapia utiliza rayos X de alta energía dirigido al ADN humano, que es el que verdaderamente va mal cuando se desarrolla el cáncer en nuestro cuerpo. El cáncer es una enfermedad en la que el ADN adquiere errores que pueden significar una duplicación, una reducción, una mutación o una reorganización caótica.

Fundamentalmente la radioterapia rompe la estructura fundamental que mantiene al ADN unido. Y aunque normalmente es muy bueno que esté unido, todos los mecanismos de reparación importantes son diferentes en las células cancerosas.

Explica el Profesor Maughan: "Esto significa que cada poquito de daño que haces con la radioterapia golpeamos al talón de Aquiles del cáncer"

La radioterapia en intensidad modulada (IMRT) es un buen ejemplo de cómo la radioterapia ha progresado. Es lo que debe considerarse como un avance verdaderamente increíble ya que permite a los médicos dar forma a la radiación y de manera muy cercana al tumor desde muchas direcciones, reduciendo así el impacto de las altas dosis de radiación cerca de las células sanas como en la médula espinal o las glándulas salivares, que si se dañan pueden dejar problemas crónicos. 

Los científicos están buscando la mejora contínua de la seguridad y la precisión de la radioterapia a través de haces de protones que pueden alcanzar o apuntar a cánceres de difícil acceso. "Imaginen un cáncer justo a un lado del cerebro de un niño de tres años de edad" dice el profesor Maughan. "Cualquier radiación que atraviesa al cerebro puede afectar negativamente a su desarrollo posterior. Pero el haz de protones se parará. No viajará más allá del cáncer". En este momento este tratamiento sólo está disponible en EEUU. Pero en 2018 puede ser ofrecido a 1500 pacientes de cáncer al año en hospitales de Londres y Manchester.

Hoy en día la radioterapia sigue desempeñando un papel vital en el tratamiento del cáncer en Reino Unido. Ayuda a las mujeres con cáncer de mama a evitar las mastectomías combinándose con una cirugía más conservadora. Y puede ayudar a aquellas personas en las que la cirugía no es posible, consiguiendo una significativa reducción tumoral o ayudando a destruirlo de forma conjunta.

Los investigadores también están desarrollando nuevos medicamentos que podrían trabajar junto a la radioterapia para atacar específicamente a las células neoplásicas.

El CRUK (Cancer Research United Kingdom) tiene una larga historia en investigación y desarrollo en radioterapia con la concesión de las primeras subvenciones para la compra de radio para el tratamiento del cáncer de cuello de útero en 1923. En la década de los años 80 la caridad jugó un papel importante en el desarrollo de la radioterapia externa de precisión. Más recientemente el desarrollo del CHART (Iniciales de Continuous Hyperfractionated Accelerated Radiotherapy o Radioterapia Acelerada Hiperfraccionada Contínua), una nueva forma de aplicar la radiación en pequeñas dosis en un período de tiempo más corto que los tratamientos convencionales. 

Dice el Profesor Maughan: "Hacemos radioterapia segura, apuntando los rayos X con mucha precisión sobre la ubicación del cáncer en cuestión. Queremos erradicar el cáncer y no el tejido sano. La precisión es clave y es algo que hemos transformado completamente mediante el aprovechamiento del desarrollo en Física avanzada, Informática e Ingeniería".

La radioterapia es curativa, vanguardista y rentable. Cuanto más invertamos en una precisión más fina, mayor será el número de pacientes que se salvarán en e futuro.

* El diario "The Telegraph" y el CRUK están trabajando juntos para poner de relieve la importancia de la investigación en la transformación de las vidas de las personas. En los últimos 40 años las tasas de supervivencia del cáncer se han duplicado gracias a la investigación del CRUK que es la única organización que lucha sobre 200 tipos de cáncer. Un día la investigación ganará la batalla al cáncer y con la ayuda de todos podremos hacer que ese día venga pronto.

Traducción libre de un artículo publicado en el "The Telegraph" titulado: "Radiotherapy: a curative, cost-effective cancer treatment" 

Les dejo con este video explicativo (en inglés) de cómo actúa la radioterapia y las ventajas de los nuevos avances en este campo.






viernes, 4 de abril de 2014

Cineterapia oncológica: Vivir para siempre. España-Gran Bretaña. Gustavo Ron. 2010



“Vivir para siempre” narra la historia de Sam (Robbie Kay), un niño de doce años al que le encantan los datos, las películas de miedo, los ovnis, recopilar historias espeluznantes y los sucesos fantásticos. También le gustaría saber qué se siente al tomarse el primer trago de cerveza, al dar la primera calada a un cigarrillo a escondidas, al besar a una chica… Sam quiere saber cómo se sienten los adolescentes porque teme que él no llegará a serlo pues padece una leucemia con una mala evolución. Aunque los adultos sólo le responden con ambigüedades, él quiere conocer todos los datos y detalles sobre su muerte. Está dispuesto a averiguar las respuestas a todas sus preguntas y  decide escribir un libro. Un libro que es su diario y a la vez una “investigación científica” con sus observaciones y una lista de las cosas que quiere hacer antes de morir. Esta lista ha estado presente si recordamos en otras películas de esta sección de Cineterapia oncológica como "Mi vida sin mi" o en "Ahora o nunca"

El protagonista de nuestra historia decide escribir un libro; un libro que se convierte en su diario íntimo. Esto supone intentar llegar al corazón y trascender. Aunque el sentimiento en esta película puede pecar de excesivo sentimentalismo, la película se convierte en una nueva reflexión sobre el dolor por la pérdida de un hijo. Pérdida esperada en este caso por una enfermedad en fase terminal, pero siempre una de las más difíciles experiencias a las que nos puede someter la vida. Y aquí sí que la verdad casi siempre supera a la ficción.

Este filme se basa en la novela Ways to live forever, de la joven escritora británica Sally Nichols. Gustavo Ron se quedó impresionado con la historia de un niño con leucemia que narra sus últimos meses en un diario. Y para comprobar la verosimilitud de los hechos narrados, se puso en contacto con ASION (Asociación de padres de niños con cáncer de la Comunidad de Madrid), grupo formado por padres que han pasado la experiencia de tener un hijo con cáncer y que está integrada en la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer (FEPNC). En ASION no solo gustó el libro, sino que animaron al cineasta adaptara la historia a la gran pantalla.

Gustavo Ron convierte al cine español a un cine sin fronteras, pues rodó la película exclusivamente con actores británicos, destacando el personaje de Ben Chaplin como padre. La película se filmó entre su Galicia natal y Gran Bretaña. En definitiva, se trata de una película que es algo más que la arquetípica historia de un niño con cáncer.




miércoles, 2 de abril de 2014

Mediterranean Challenge



El Mediterranean Challenge es un reto de Javier del Cerro de 18 años. Consiste en cruzar desde Menorca hasta Barcelona nadando, en tabla y ski de salvamento. Un total de más de 200 kilómetros, y una duración superior a las 55 horas. Javier no estará solo, sino que irá acompañado de su tío Raúl del Cerro, Abraham Trigo y Chema López. Deporte y una buena causa siempre han casado bien.

Este reto es un homenaje a todas las personas que luchan día a día contra el cáncer. 

Todos los fondos que se recauden irán destinados a la Asociación Española Contra el Cáncer. La principal razón por la cual Javier se planteó este reto fue que su abuelo y la hermana de su tía fallecieron de cáncer así como algunos de sus famliares que han luchado y luchan cada día contra esta enfermedad.



Es una travesía, no realizada nunca antes, con algunas dificultades. La prueba se realizará el 11 de Julio de 2014 desde la bellísima e inigualable Ciutadella de Menorca, una fecha en la que las corrientes son menores, y unos días en los que la luna llena iluminará las noches. La llegada prevista será el 13 de Julio de 2014 en la playa de la Barceloneta en la Ciudad Condal. Toda una proeza. ¡Allí os esperamos a todos!

Es admirable ver a personas capaces de hacer cosas tan increíbles por una causa como el cáncer. Hay personas que no dejan nunca de sorprenderme. Se necesita siempre apoyo a este tipo de iniciativas por lo que animo a que sigáis a este "héroe" llamado Javier y le acompañéis en su desafío. Pero sobretodo quien lo necesita son ellos, los pacientes que sufren esta enfemedad a la que muchos dedicamos muchas horas de nuestra vida a hacerle frente: el cáncer.

Os dejo con el video de Mediterranean Challenge. ¡Cómo adoro esas aguas del mar Mediterráneo!