miércoles, 19 de febrero de 2014

Camino a la Esperanza: Proyecto Tutú



El "Proyecto Tutú" es una original y magnífica iniciativa para contar la historia de cómo Bob y Linda Carey han optado por tratar el cáncer de mama a través de la inspiración, el coraje y el amor.

"Las cosas se ponen muy bien cuando la gente empieza a compartir" reza el lema de esta plataforma. El objetivo se centra en compartir momentos especiales, que son posibles gracias a las innovadoras tecnologías de telecomunicación. "Compartir nunca ha sido más relevante para las personas que en la actualidad. Y se está volviendo más y más importante aún. Estamos haciendo del hecho de compartir momentos especiales en el foco de nuestra comunicación para subrayar la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación de hoy en día. La vida se escribe en un sinnúmero de historias reales y en movimiento. Estamos recogiendo algunas de ellas para el futuro y darles una plataforma de comunicación"


La misión del proyecto Tutú es ​​apoyar los esfuerzos para las mujeres con cáncer de mama. Se esfuerza por llevar la risa y la comprensión de una comunidad que ha sufrido demasiado

El cáncer es una cosa que nadie se atreve a reírse. Sin embargo, con todas las dificultades que rodean la enfermedad, la risa puede ser la mejor medicina. El mayor ejemplo de este enfoque es el "Proyecto Tutú", que trata de una diversión y de un esfuerzo sencillamente entrañable de un hombre que quería hacerle las cosas más fáciles y más divertidas para su esposa después de que ella fuera diagnosticada de un cáncer de mama.

Este hombre valiente se enfundó sin complejos un tutú rosa. Era todo lo que necesitaba cuando las cosas se estaban poniendo feas. Esto es lo que el fotógrafo Bob Carey decidió hacer cuando se enteró del diagnóstico de su esposa Linda. Se puso el accesorio rosado del ballet y tomó fotos de sí mismo en varios lugares del mundo diferentes e inesperadas. Todo esto sólo para hacer reír a su mujer.


En realidad, las imágenes son maravillosas e inspiran inmediatamente la alegría, la risa y el brillo no sólo para la mujer que ama sino también para muchas otras mujeres y para sus seres queridos en la comunidad de pacientes de cáncer de mama. No es de extrañar que las fotografías fueran como pan recién salido del horno y la gente comenzó a difundir las imágenes divertidas por todos los sitios.

Esperemos que este gran esfuerzo se convertirá en un proyecto más amplio para alegrar la vida de aún más personas que sufren de este invitado no deseado. "Cuanto más me reía, mejor me sentía" dice Linda.


Les invito a conocer esta iniciativa en http://www.thetutuproject.com/ . Les dejo con el video (en inglés, pero las imágenes hablan por si solas) sobre esta curiosa, bonita y tierna historia.