martes, 14 de mayo de 2013

La decisión de Angelina Jolie


Ya he comentado en otras ocasiones que desde que escribo en este blog los ángeles me persiguen. Esta vez lo ha hecho en forma de Angelina Jolie. Casualmente mientras estaba en Twitter me he encontrado con un "tuit" del periodista Carlos Alsina (de la que soy fan, follower, lectora y escuchante de su excelente programa de radio La Brújula) en el que hacía referencia a un artículo periodístico publicado hoy en el New York Times, titulado "My Medical Choice". A lo que Carlos añadía: La mastectomía de Angelina Jolie contada por ella misma. Desde su enlace he leído de forma autobiográfica su experiencia y me parecido francamente de una gran valentía, pues nos tiene más acostumbrados a verla en la alfombra roja o en el papel "cuché", en forma de superestrella e incluso una envidiada "sex symbol". Como decía en mi entrada anterior, los modelos son importantes y ella como modelo ha explicado desde su perspectiva el proceso de la decisión de someterse a una doble mastectomía profiláctica explicando su riesgo heredado al ser portadora del gen  BRCA1, detectado a través de pruebas de Consejo Genético.

Les dejo con la traducción del artículo de hoy en el NY Times:

"Mi elección médica
MI MADRE luchó contra el cáncer desde hace casi una década, y murió a los 56 años. Extendió el tiempo lo suficiente para cumplir con el primero de sus nietos y para mantenerlo en sus brazos. Pero mis otros hijos nunca tendrán la oportunidad de conocer y experimentar lo encantadora y graciosa que era.

A menudo hablamos de "la mamá de mamá", y me encuentro a mí misma tratando de explicar la enfermedad que se la llevó lejos de nosotros. Ellos han preguntado si eso mismo podría sucederme a mí. Yo siempre les he dicho que no se preocuparan, pero la verdad es que llevo un gen "defectuoso", el BRCA1, que aumenta bruscamente mi riesgo de desarrollar cáncer de mama y cáncer de ovario.


Mis médicos estimaron que tenía un riesgo 87% de padecer un cáncer de mama y un riesgo del 50% de padecer un cáncer de ovario, aunque el riesgo es diferente en cada mujer.


Sólo una fracción de los cánceres de mama resultado de una mutación genética es heredada. Las personas con un defecto en el gen BRCA1 tienen un porcentaje de riesgo de contraerla de un 65% de promedio.


Una vez que supe que esta era mi realidad, decidí tomar la iniciativa y reducir al mínimo el riesgo lo más que pude. He tomado la decisión de hacerme una doble mastectomía preventiva. Empecé con los pechos, ya que mi riesgo de cáncer de mama es más alto que mi riesgo de cáncer de ovario, y la cirugía es más compleja.


El 27 de abril, he terminado los tres meses de los procedimientos médicos que las mastectomías me han involucrado. Durante ese tiempo he sido capaz de mantener este hecho en privado y continuar con mi trabajo.


Pero yo estoy escribiendo ahora porque espero que otras mujeres puedan beneficiarse de mi experiencia. El cáncer es todavía una palabra que provoca temor en los corazones de las personas, produciendo un profundo sentimiento de impotencia. Pero hoy en día es posible encontrar a través de un análisis de sangre si usted es altamente susceptible de tener un cáncer de mama y ovario, y luego tomar una acción.


Mi propio proceso se inició el 2 de febrero con un procedimiento conocido como "separación del pezón", que descarta la enfermedad en los conductos mamarios detrás del pezón y dibuja el exceso de flujo sanguíneo a la zona. Esto causa un poco de dolor y un montón de moratones, pero aumenta la posibilidad de salvar el pezón.


Dos semanas más tarde se realizó la cirugía mayor, donde se extrajo el tejido mamario y se pusieron unos rellenos temporales. La operación puede durar ocho horas. Te despiertas con tubos de drenaje y expansores en tos pechos. Te sientes como una escena de una película de ciencia-ficción. Sin embargo, días después de la cirugía, puedes volver a una vida normal.


Nueve semanas más tarde, la cirugía final se completa con la reconstrucción de las mamas con un implante. Han habido muchos avances en este procedimiento en los últimos años, y los resultados pueden ser hermosos.


Yo quería escribir esto para decirle a otras mujeres que la decisión de someterse a una mastectomía no era fácil. Pero es que yo estoy muy contenta de haberlo hecho. Mis posibilidades de desarrollar cáncer de mama se redujo del 87% a menos del 5%. Puedo decirles a mis hijos que ellos no tienen que temer que me vayan a perder por el cáncer de mama.


Es tranquilizador ver que ellos no perciben nada que les haga sentirse incómodos. Pueden ver mis cicatrices pequeñas y eso es todo. Todo lo demás es mamá, lo mismo que siempre fue. Y saben que les quiero y haré cualquier cosa para estar con ellos todo el tiempo que pueda. En lo personal, no me siento menos  mujer. Me siento empoderada, ya que obtuve una buena opción que de ninguna manera disminuye mi femineidad.


Tengo la suerte de tener una pareja, Brad Pitt, que es tan cariñoso y solidario. Así que para cualquier persona que tenga una esposa o novia que está en este proceso han de saber que ellos son una parte muy importante de la transición. Brad estaba en el Pink Lotus Breast Center , donde fui tratada minuto a minuto tras las cirugías. Nos las arreglamos para encontrar momentos para reír juntos. Sabíamos que esto era lo correcto para nuestra familia y que nos acerca. Y lo ha hecho.


Para cualquier mujer que lee esto, espero que le ayude a saber que tiene opciones. Quiero animar a todas las mujeres, especialmente si usted tiene un historial familiar de cáncer de mama o de ovario, de buscar los expertos en información y médicos que le pueden ayudar a usted en este aspecto de su vida, y de tomar sus propias decisiones estando bien informadas.


Reconozco que hay muchos médicos holísticos maravillosos que trabajan en alternativas a la cirugía. Mi propio régimen será publicado oportunamente en el sitio Web del
Pink Lotus Breast Center. Espero que esto sea útil a otras mujeres.

El cáncer de mama mata a sólo a unas 458.000 personas cada año, según la Organización Mundial de la Salud, sobre todo en países con bajos y medianos ingresos. Tiene que ser una prioridad para garantizar que más mujeres puedan acceder a las pruebas genéticas y el tratamiento preventivo para salvar vidas, cualquiera que sea su forma y el fondo, dondequiera que vivan. El coste de las pruebas de BRCA1 y BRCA2, es de más de 3.000 dólares en los Estados Unidos y sigue siendo un obstáculo para muchas mujeres.


Opto por no mantener mi historia en privado porque hay muchas mujeres que no saben que podrían estar viviendo bajo la sombra del cáncer. Tengo la esperanza de que ellas, también, puedan hacerse la prueba genética, y que si tienen un alto riesgo de que ellos también sepan que tienen opciones fuertes.


La vida viene con muchos desafíos. Los que no nos debe asustar son los que podemos asumir y tomar el control de ellos"


Angelina Jolie es una actriz y directora.

La noticia también ha sido publicada hoy en El País.