viernes, 25 de enero de 2013

Cuidados de la piel durante la radioterapia


Durante la administración de radioterapia se pueden producir una serie de cambios en la piel que recibe la irradiación. Estos son algunos de los cambios comunes que ocurren en la piel:
  • Enrojecimiento. (Eritema o radiodermitis grado I) Es posible que la piel en el área de tratamiento se vea como si tuviera una quemadura solar (de leve a grave) o un bronceado. Esto puede ocurrir en cualquier parte de su cuerpo donde reciba radiación.
  • Prurito. Si tiene prurito, la piel en el área de tratamiento tal vez le pique tanto que siempre tendrá ganas de rascarse. Rascarse demasiado puede causarle heridas de rascado en la piel e infecciones.
  • Piel seca y pelada. (Radiodermitis seca o radiodermitis grado II). Esto sucede cuando la piel del área de tratamiento se seca demasiado, es decir, mucho más de lo normal. De hecho, la piel puede estar tan seca que se pela al igual que después de una quemadura de sol.
  • Reacción húmeda. (Radiodermitis grado III). La radiación destruye células de la piel del área de tratamiento. Esto hace que la piel se pele más rápidamente de lo que vuelve a crecer. Cuando esto pasa, pueden presentarse llagas o úlceras (radiodermitis grado IV). La piel del área de tratamiento también se puede humedecer o infectar, o le puede causar dolor. Esto es más común en los lugares donde hay pliegues (dobleces) de la piel, como los glúteos, detrás de las orejas y bajo los senos (mamas o pechos). También puede ocurrir donde la piel es muy delgada, como en el cuello.
  • Piel inflamada. Es posible que la piel del área de tratamiento se torne como piel de naranja en señal de edema cutáneo.
¿Por qué ocurren?
La radioterapia destruye las células de la piel. Cuando las personas reciben radiación casi todos los días, las células de la piel no tienen tiempo suficiente para crecer de nuevo entre cada tratamiento. Los cambios en la piel pueden suceder en cualquier parte del cuerpo que reciba radiación.
¿Cuánto duran?
Los cambios en la piel pueden presentarse unas semanas después de comenzar la radioterapia. Muchos de estos cambios a menudo desaparecen unas semanas después de terminar el tratamiento. Pero también pueden aparecer después de terminar la radioterapia. Es posible que la piel donde recibió el tratamiento siempre se vea más oscura y cubierta de manchas. Tal vez la piel siempre se sienta seca. Es posible que siempre sea sensible al sol y que se queme fácilmente. Usted siempre correrá el riesgo de padecer cáncer de la piel en el área de tratamiento. Evite los rayos UVA y protéjase del sol con:
  • Un sombrero
  • Manga larga
  • Pantalones largos
  • Una loción o crema para proteger su piel contra el sol con un factor de protección total (50 ó 50+)
Qué hacer para controlarlos:
  • Cuidado de la piel. Cuídese bien la piel durante la radioterapia. Trátela con delicadeza. No se frote, cepille ni rasque la piel del área de tratamiento. Además, use las cremas para la piel que su médico le recomiende.
Cuídese bien la piel durante la radioterapia. Trátela con delicadeza. No la frote, cepille ni rasque.

  • No se coloque nada demasiado caliente ni demasiado frío sobre la piel. En el área de tratamiento, esto significa:
    • No usar compresas calientes
    • No usar bolsas de hielo
    • No usar otros objetos fríos ni calientes
    • No lavarse con agua de temperatura caliente ni fría, sino con agua tibia
  • Tenga cuidado cuando se duche o se bañe. Puede ducharse con agua tibia todos los días. Si prefiere tomar un baño tibio:
    • Hágalo cada dos días
    • No permanezca en el agua durante más de 30 minutos
    Ya sea que se duche o se bañe:
    • Use un jabón neutro, que no tenga fragancias ni desodorantes.
    • Séquese con una toalla suave dándose toques suaves
    • No frote la piel con la toalla
    • No borre las marcas que necesita para la radioterapia
Tenga cuidado de no borrar las marcas que necesita para la radioterapia.

  • Use únicamente las cremas y los productos para la piel que sugiera su médico o enfermera. Si usa una crema recetada para problemas de la piel o el acné, debe decírselo a su médico o enfermera antes de comenzar la radioterapia. Hable con su doctor o enfermera antes de usar cualquiera de los siguientes productos para la piel:

    • Baño de burbujas
    • Almidón de maíz
    • Crema
    • Desodorante
    • Cremas depiladoras
    • Maquillaje
    • Aceite
    • Pomada (ungüento)
    • Perfume
    • Talco
    • Jabón
    • Una loción o crema para proteger su piel contra el sol 
     
  • Si usa algún producto para la piel en los días que recibe radioterapia, úselo al menos 4 horas antes de la sesión de tratamiento.
  • Lugares fríos y húmedos. Es posible que la piel se sienta mucho mejor cuando usted está en lugares frescos y húmedos (no en lugares secos). Para humidificar las habitaciones, ponga un recipiente con agua sobre el radiador o utilice un humidificador. Si utiliza un humidificador, siga las instrucciones sobre cómo limpiarlo para evitar las bacterias.
  • Telas suaves. Use ropa interior y sábanas suaves, por ejemplo, las de algodón.
  • Evite la ropa ajustada (pegada) que no permite que la piel respire (no transpirable), como faja.
  • Proteja su piel contra el sol todos los días. El sol puede quemar incluso en los días nublados o cuando esté al aire libre sólo durante algunos minutos. No vaya a la playa ni tome sol durante el tratamiento en las zonas irradiadas. Cuando esté al aire libre, use:
    • Sombreros de ala ancha
    • Camisas de manga larga
    • Pantalones largos

    Hable con su médico o enfermera sobre las lociones o cremas para proteger su piel contra el sol . Tal vez le sugieran que use alguna con un SPF o factor de protección de 50 ó 50 +. Tendrá que proteger su piel del sol incluso después de terminar la radioterapia, ya que correrá un riesgo mayor de padecer cáncer de piel por el resto de su vida.
  • No use los rayos UVA. Le exponen a los mismos efectos dañinos que el sol.
  • Cinta adhesiva médica. No ponga vendajes, tiritas,  ni otro tipo de cinta adhesiva médica sobre la piel del área de tratamiento. Pregúntele a su médico o enfermera cómo vendarse sin cinta adhesiva.
  • Afeitarse. Pregúntele a su doctor o enfermera si puede afeitarse el área tratada. Si puede hacerlo, use una afeitadora eléctrica. No use lociones que contengan alcohol antes ni después de afeitarse.
  • Área del recto. Si recibe radioterapia en el área del recto, es posible que presente problemas de la piel. Estos problemas a menudo son peores después de defecar. En lugar de papel higiénico, utilice una toallita húmeda para bebés. O use un frasco para rociar agua. Además, pregúntele a la enfermera acerca de los baños de asiento. Estos son baños de agua tibia que se toman sentado en el bidé o palangana, de modo que el agua sólo le cubra las caderas y los glúteos.
  • Hable con su médico o enfermera. Algunos de los cambios en la piel pueden ser muy serios. Cada vez que reciba radioterapia, se observarán los cambios en la piel. Avísele de cualquier cambio que note en la piel.
  • Medicamentos. Los medicamentos pueden ser útiles para tratar algunos cambios en la piel. Estas medicinas incluyen, por ejemplo:
    • Cremas para la piel seca o con picazón
    • Antibióticos para tratar las infecciones
    • Otras medicinas para reducir la inflamación o picazón

    Así en RESUMEN:

    1.-  Medidas de higiene personal
    • Su higiene debe ser la misma que venía haciendo hasta ahora.
    • No deje de ducharse. Utilice un producto especial de limpieza corporal, sin jabón.
    • Mantenga su piel limpia y seca.
    • Al secarse la piel, hágalo con toques suaves.
    • Aplíquese crema hidratante adecuada, procurando su total absorción. Han de transcurrir mínimo dos horas, como mínimo, entre la última aplicación y la irradiación.
    • Evite el uso de perfumes, cremas y polvos sobre el área tratada con radiación.
    • Evite la depilación y los desodorantes en la zona irradiada, incluida la axila.
    • No se ponga esparadrapo o tiritas sobre la zona irradiada.
    • Los cambios en la piel producidos por la radioterapia se limitan a la zona irradiada.
    2.- Consejos sobre vestimenta/moda
    • Utilice prendas de fibras naturales, como algodón o hilo, que son materiales poco agresivos para la piel y que evitarán la aparición de picores y otros síntomas molestos.
    • Trate de evitar las gomas de la ropa interior en la zona irradiada así como aquellas prendas o materiales que puedan irritar la piel por el roce.
    La realización de tatuajes en la zona irradiada está contraindicada siempre.
  3.-Consejos para el ocio y tiempo libre
  • La piel del área irradiada no debe exponerse al sol. Téngalo en cuenta no sólo durante el periodo de tratamiento sino hasta un año después de finalizado el mismo, ya que la piel sigue siendo sensible al sol durante largo tiempo. Por ello, después de pasado ese plazo, use siempre cremas con índice de protección solar alto.
  • Es normal que durante la radiación esté más cansada de lo normal.
  • Intente alimentarse con una dieta equilibrada, duerma más horas y lleve una vida más relajada.